DeLibro está especializado en conservación-restauración de libros y artes gráficos. Establecido en Nantes desde noviembre 2015 después de varios años en el extranjero, DeLibro participa en la preservación del patrimonio cultural mundial y en su promoción.


El taller

DeLibro existe desde 2010. Desde Granada en Andaloucía, DeLibro se traslado a Nantes al final del año 2015. Especializado en conservación y restauración de libros y artes gráficos, DeLibro colabora con varias instituciones públicas (museos, archivos, etc.) y coleccionistas y libreros privados.

Gracias a sus multiples contactos y unas experiencias en Francia, España, Latinoamérica, Nueva Zelanda e incluso la Antártida, DeLibro beneficia de una experiencia amplia de la profesión, con una visión internacional. Hoy en día establecido en Francia, DeLibro sigue a tomar parte en proyectos europeos e internacionales, especialmente en España.

atelier

El restaurador

Después de un Master de Historia en la Universidad de La Sorbonne en París, Aline Leclercq se especializa en conservación-restauración de libros y artes gráficos, inspirada por las numerosas lecturas y manejos de documentos antiguos que experimentó a lo largo de su carrera. Empieza su formación con varias prácticas en taller privados y públicos durante dos años, aprendiendo directamente de restauradores profesionales. De esas colaboraciones, Aline asienta su conocimiento tanto en encuadernación como en restauración de papel y libros. Logra el CAP de Encuadernación (diploma técnico público en Francia) como candidato por libre.

Con el objetivo de valorizar ese aprendizaje y profundizar su conocimiento a nivel ético y científico, Aline estudia en la Universidad de los Artes de Londres (UK) y logra allí un Master en conservación-restauración de libros en 2007. Aline empieza entonces su vida laboral en un taller privado en Francia ; pero un proyecto en colaboración con la Universidad de Granada la lleva a esa ciudad andaluza. Allí se installa y empieza su taller DeLibro en 2010.

 


Más detalles sobre la formación y experiencias laborales


hand-red-down
Curriculum Vitae


ÉTICA Y CONCEPTO DE RESTAURACIÓN


Desde ya varias décadas, la conservación-restauración de libros y artes gráficos (de papel en general), se ha impuesto como disciplina en si. Anteriormente asimilada a la encuadernación o la conservación-restauración de bienes culturales en general, tiene ahora su propia definición y formación específica, determinadas por unas reglas estrictas según unos textos oficiales e internacionales.

Neutralidad ética :   el trabajo del restaurador tiene que ser lo menos intervencionista posible en la obra original y por lo tanto respetar la identidad material y histórica del documento.
Neutralidad técnica : los productos y materiales usados para el tratamiento de un documento tienen que ser neutros a nivel químico, para asegurarse la buena conservación de la obra. La intervención física del restaurador tiene que ser neutra igualmente y no cambiar la identidad estética y material del original.

Los materiales y productos usados en conservaci-on-restauración tienen que ser reversibles ; es decir que cada intervención se puede quitar con algue remedio si eso es necesario en un futuro.

La intervención en un documento tiene que ser estable a nivel físico y químico ; el tratamiento tiene que perdurar sin deformación ni cambio estructural o químico. Por eso es primordial acompañar y aconsejar un propietario después de la intervención en la obra, a fin de garantizar unas buenas condiciones de conservación y así la estabilidad de la restauración (condiciones ambientales, de almacenamiento o exposición,etc.)


Esas reglas básicas permiten conservar con respeto los obras en lugar de participar a un “rescate” efímero y a veces peligroso para la historia, la identidad y la protección de aquellas.

Varios textos oficiales han sido publicado para fijar esas ideas. Lo más importante es la Carta de Venecia de 1964 (presentada por la organización ICOMOS durante el Segundo Congreso Internacional de los arquitectos y técnicos de los Monumentos históricos) ; aunque sean reglas éticas y teóricas considerando más la conservación-restauración de edificios, este texto es primordial y apropiado para la restauración en general, como guía del profesional.

La organización AIC también publicó un « Code of Ethics and Guidelines for practice » definiendo las reglas básicas de la profesión de restaurador. Ese texto es disponible en este enlace.

Varios ensayos de teóricos de la conservación-restauración se publicaron también a lo largo del siglo XX, se pueden referir a los de Cesare Brandi y Salvador Muñoz Viñas por ejemplo (cf. Bibliografía).